Marco Teórico, elemento fundamental en el proceso de investigación científica. Por Patricia Rivera-García

Uno de los mayores problemas a los que se ha enfrentado el investigador todo el tiempo, ha consistido en poder saber con precisión cuales son los aportes anteriores que se han hecho sobre la disciplina en la que trabaja, no sólo con el fin de consultarlos y poder aumentar su conocimiento, sino también con el propósito de no duplicar una tarea lograda. Por ello, es de gran importancia generar el marco teórico que puede definirse con el ordenamiento lógico y secuencial de elementos teóricos procedentes de la información obtenida de fuentes bibliográficas fidedignas que giran alrededor del planteamiento del problema y que sirven de base y fundamentación para proponer soluciones. La construcción del marco teórico es la etapa más ardua y difícil de elaborar y que puede durar, por estas razones, más tiempo en su desarrollo, porque trata de poner en operación todos lo medios a nuestro alcance para obtener información bibliográfica, hemerográfica, videográfica, etcétera, todas relacionadas directamente con el enunciado del planteamiento del problema. En este trabajo se hace referencia a como elaborar el marco teórico, haciendo énfasis en su relación con el marco de referencia y conceptual, las etapas que comprende su elaboración, las fuentes de información, elemento clave para su construcción, la forma de organizar y sistematizar la información de acuerdo a la fuente consultada, su análisis y al finalizar se dan algunas recomendaciones a tomar en cuenta para su elaboración.

 

Marco Conceptual

Todos los fenómenos que se suceden dentro del universo son tantos y tan grandes que la ciencia tiene que estudiarlos separadamente y establecer los límites para cada uno de ellos, ya que de otra manera no sería posible investigar todo al mismo tiempo.

Por este motivo, cada sector de la ciencia tiene sus propios conceptos, elaborando un código que establezca líneas de comunicación entre las personas que tengan la relación con alguna rama de la ciencia. Por ello es importante que los conceptos no se confundan con los fenómenos, ya que el fenómeno es una construcción lógica de conceptos, mientras que el concepto simboliza las relaciones empíricas y los fenómenos que vienen relacionados con el hecho.

Es imprescindible que todos los conceptos que se manejan dentro de un área de la ciencia se comuniquen a las personas interesadas con el fin de unificar criterios y evitar interpretaciones equivocadas. En el marco conceptual, el investigador no debe concretarse sólo a la definición de conceptos, sino que debe referirse a los distintos enfoques que tienen los autores sobre el problema que se está analizando.

Su función es definir el significado de los términos (es decir, el lenguaje técnico) que van a ser empleados con mayor frecuencia y sobre los cuales convergen las fases del conocimiento científico (tales como la observación, descripción, explicación). Con base en la teoría presentada y el enfoque individual del investigador, éste define y define y delimita conceptualmente los términos que pueden aparecer involucrados en las variables de investigación (síntomas y causas del problema), en los objetivos planteados o en el marco teórico.

Como ejemplo se encuentra: para una investigación sobre organización se definirá: sistema, autoridad, comunicación y jerarquía. Si es de economía internacional: reservas internacionales, balance de bienes y servicios, tipos de cambio, divisas, etc. Si es de una investigación biológica: taxonomía. Vida, organización jerarquía, hábitat, etc.

El número de términos a definir queda al criterio del investigador, lo importante es no manejar conceptos en la investigación que den lugar a interpretaciones equívocas.

 

Etapas que comprende la elaboración del Marco Teórico

La elaboración del marco teórico comprende dos etapas:

1) La revisión de la literatura correspondiente y

2) La adopción de una teoría o desarrollo de una perspectiva teórica; ambas etapas serán tratadas a continuación.

 

1) Revisión de la literatura

Consiste en detectar, obtener y consultar la bibliografía y otros materiales que pueden ser útiles para los propósitos del estudio, así como en extraer y recopilar la información relevante y necesaria que atañe a nuestro problema de investigación (disponible en distintos tipos de documentos). Esta revisión debe ser selectiva, porque cada año se publican en diversas partes del mundo, cientos de artículos de revistas, libros y otras clases de materiales dentro de las diferentes áreas del conocimiento. Si al revisar la literatura encontramos que existen en el área de interés más de 1.000 referencias, tendremos que seleccionar solamente las más importantes y recientes. Por consiguiente, para evitar la dispersión o confusión en cuanto a la bibliografía, es importante en primera instancia hacer una buena detección de la literatura y otros documentos importantes en la investigación.

 

2) La adopción de una teoría o desarrollo de una perspectiva teórica.

Esta etapa se realiza cuando ya se tiene una buena revisión de la literatura y sistematización de ella, estando plenamente identificado con las teorías y fundamentos que direccionen o apoyen el trabajo de investigación que sé este realizando.

 

Tipo de fuentes de información o documentación

Un paso importante en la elaboración del marco teórico, es la ubicación correcta de las fuentes a las cuales se puede accesar para obtener la información. Entre esta fuente, podemos mencionar que existen básicamente tres tipos de fuentes:

1) Primarias

2) Secundarias

3) Terciarias

1) Fuentes primarias o directas

Son aquellas que contienen información no abreviada y en su forma original. Son todos lo documentos científicos o hechos e ideas estudiados bajos nuevos aspectos. Entre ellas tenemos:

A. Libros

a.1) Libros para lectores comunes; es donde el tema se expone en forma introductora, elemental o general.

a.2) Libros de nivel técnico intermedio o textos de estudio.

a.3) Libros de carácter avanzado o altamente técnicos.

a.4) Guías, diccionarios, manuales, listas y catálogos, enciclopedias, anuarios y publicaciones similares.

B. Publicaciones, periódicos o revistas científicas

b.1) Revistas (semanal, mensual).

b.2) Series.

C. Monografías científicas.

D. Separatas de artículos y recorte de diarios.

E. Archivos públicos y/o privados.

F. Entrevistas personales.

G. Tesis y disertaciones.

H. Trabajos inéditos.

I. Patentes.

J. Normas.

K. Otros documentos primarios.

 

2) Fuentes secundarias

Son aquellas que contienen información abreviada tales como resúmenes, compilaciones y listados de referencias publicadas en las diferentes áreas de conocimiento. Sólo sirven como simple ayuda al investigador, preferentemente para suministrar información sobre documentos primarios. Son fuentes de tipo indirecto. Pueden mencionarse entre ellas a las citas bibliográficas, las revistas de resúmenes, catálogos de bibliotecas, reseñas, los índices bibliográficos y los ficheros.

Este tipo de citas, que generalmente se incluyen al pie de las páginas, informan al lector acerca de una publicación y puede comentar algo de ella. Le induce a que busque en una biblioteca y analice el problema de la fuente primaria.

Es importante aclarar que no en todas las compilaciones, resúmenes e índices ocurre que en algunos casos no aparecen las referencias brevemente comentadas, sino sólo las citas, las referencias se listan alfabéticamente por autor o autores según la clasificación que se utilice para ordenarlas (por temas, cronológicamente, área de conocimiento, etc.).

Existen en las universidades y diversas instituciones y muchos centros de investigación científica, procedimientos escritos (normas) de realizar citas bibliográficas, que varían de lugar a lugar. Se observa que los libros y revistas no conservan una misma forma técnica y ello trae confusión al estudiante cuando comienza a redactar sus trabajos en general.

 

3) Fuentes terciarias

Se trata de documentos que compendian nombres y títulos de revistas y otras publicaciones periódicas, tales como boletines, conferencias y simposios, nombres de empresa, asociaciones industriales y de diversos servicios, títulos de reportes con información gubernamental, catálogos de libros básicos que contienen referencias y datos bibliográficos, así como nombres de instituciones de servicio de investigación. Son útiles para detectar fuentes no documentales tales como organizaciones que realizan o apoyan estudios, miembros de asociaciones científicas, instituciones, agencias informativas y dependencias del gobierno que efectúan investigaciones.

 

Artículo completo disponible aquí

Rivera-García, P. (2004). Marco Teórico, Elemento Fundamental en el Proceso de Investigación Científica. Laboratorio de Aplicaciones Computacionales, FES Zaragoza, UNAM. México

Dejar una opinión